LOS LIBROS PLUMBEOS DEL SACROMONTE

Prólogo del autor a esta edición

En 1974 publiqué una cronología de la estancia física de los Libros Plúmbeos como apoyo historiográfico para los futuros estudios sobre estos curiosos escritos, que ya, por fin, constituyen un tema de interés para muchos estudiosos i. Con la devolución de los originales a Granada, en 2000, se cierra el último período del rocambolesco periplo de los últimos documentos, de una extensión considerable, redactados en lengua árabe en la península Ibérica. Habían permanecido en Roma desde 1642 donde, tras un fallido intento de conseguir su devolución en los años setenta, siendo presidente del Cabildo Sacromontano José Martín Palma, con mi modesta aportación de datos científicos al Vaticano para su localización, parecían haber desaparecido para siempre. Afortunadamente, otras gestiones posteriores han tenido más éxito y ya se encuentran «en casa». El interés por estos «libros» no es puramente científico ya que hoy día se consideran como posible símbolo de la convivencia cultural de que Granada siempre ha hecho gala. Tal es su poder de sugestión que incluso han sido la inspiración de dos relatos en forma de novela ii. No es para menos. Treinta años después de mis primeras publicaciones sobre los Libros Plúmbeos, éstos siguen desbordando mi curiosidad; sigo reflexionando sobre su verdadera significación y génesis para rematar eficazmente esta línea de investigación.
Sin perjuicio de lo ya publicado, quisiera apostillar las consideraciones siguientes como nueva aportación al estudio de los «plomos», puesto que, con todo respeto, creo que este enfoque nos pondrá en el buen camino para comprender las circunstancias históricas de su redacción; o, al menos, en otro buen camino.
El papel socio-político desempeñado por los Libros Plúmbeos ha sido generalmente asociado, con más o menos acierto, con el deseo por parte de algunos moriscos de Granada, y, probablemente, de algunos cristianos viejos también, por salvaguardar no sólo la permanencia física, sino la identidad cultural de aquéllos dentro de la sociedad española de los Austria del siglo XVII. Las razones de los moriscos por perseguir estos objetivos son obvias; por parte de los cristianos viejos son más oscuras. Sin embargo, los intereses económicos bien podrían tener mucho que ver en su empeño por mantener mano de obra barata y calificada, pues los repobladores no estaban dotados de los conocimientos adecuados como para mantener ni la infraestructura agrícola ni la industria de la seda, tan importantes para la economía de Granada.
Propongo, pues, que el fenómeno de los Libros Plúmbeos no se debe describir tanto como un intento desesperado por sobrevivir en un ambiente hostil mediante una ingeniosa creación sincrética, como tantas veces se ha dicho iii, más o menos espontánea, más o menos puntual, sino como el resultado de un largo proceso simbiótico. Creo que de esta manera se salvan algunas dificultades conceptuales que los estudiosos de estos documentos siempre, o casi siempre, hemos expresado al insistir en que el origen de los plomos estuviese en un grupo reducido de «conspiradores», y no en todo un colectivo, minoritario pero numeroso, que, en el momento específico de la redacción de los llamados «apócrifos granadinos», llevaba un siglo formándose como tal. Lo fundamental de la forma y el contenido de los Libros Plúmbeos no surgió como reacción puntual al fracaso militar de la Guerra de Las Alpujarras, ni como medida concebida específicamente para remediar una situación de intolerancia violenta que crecía por momentos, sino que este fundamento ya existió de forma latente a causa de la relación simbiótica con la sociedad cristiana desde, al menos, 1492. De todas maneras, no es arriesgado postular que la simbiosis, como mecanismo de interacción en la sociedad andalusí, estaba presente durante ocho siglos y que este caso no sería sino una prolongación lógica de un proceso que ya era vivido como algo normal en al-Ándalus.
No en vano, la noción de sincretismo procede del campo de la teología y la de simbiosis de la biología. El concepto del sincretismo, tal como se viene aplicando a los Libros Plúmbeos hasta ahora, implica un alto nivel de participación activa en la creación de éstos. Implica que en la redacción hubo conspiración y voluntad continuadas de falsear.
Cabanelas, en su conocida monografía sobre Alonso del Castillo iv recupera el término «religión híbrida» introducida por Godoy Alcántara v. Fue de los primeros en emplear el término «sincretismo», o «amalgama doctrinal». Un siglo antes, Menéndez Pelayo, con poco acierto pero mucho estilo literario, los describió en estos términos: «? absurda tentativa de reforma religiosa: notable caso en la historia de las aberraciones y flaquezas de entendimiento humano.» vi
Contrastado con la impresión de una situación estática que proporciona el concepto de sincretismo, propongo el de simbiosis para describir con más nitidez las condiciones socio-ideológicas que reinaban entre las comunidades morisca y cristiano-vieja en el momento de la aparición de los Libros Plúmbeos. Simbiosis, en este contexto, implica un largo proceso de interacción entre dichas comunidades entendidas como auténticos organismos sociales vivientes.
Un minucioso análisis del texto árabe original revela indicios de una relación simbiótica con la comunidad cristiana, relación que hasta ahora no ha sido enfocada desde esta perspectiva. Los estudios que se atienen estrictamente al contenido, sin tener en cuenta la forma ?la lengua árabe en sí?, tienden a poner de relieve el sincretismo de la «doctrina» contenida en los libros; sincretismo, por otra parte, incuestionable. Sin embargo, si prestamos más atención a la comunidad morisca de Granada, y a los matices sociolingüísticos del texto árabe, podemos observar cómo llevaba más de un siglo manteniendo una relación simbiótica con la comunidad cristiana, relación a veces rota por las armas, pero, en general, mantenida pacíficamente en beneficio de ambas partes; es decir, simbiosis. Propongo que a esta larga relación simbiótica, y no al esfuerzo puntual por crear una religión sincrética, se debe la creación de los Libros Plúmbeos.

Enlace externo: http://es.wikipedia.org/wiki/Plomos_del_Sacromonte

Colección
LV - SERIE GRANADA
Materia
LIBRERIAS DE GRANADA, GRANADA, <Genérica>
Idioma
  • Castellano
EAN
9788498362008
ISBN
978-84-9836-200-8
Depósito legal
GR. 222/2007
Páginas
352
Ancho
13 cm
Alto
21,5 cm
Edición
2
Fecha publicación
11-07-2007
Rústica sin solapas
15,00 € Añadir al carrito