LA CONSTRUCCION DEL MERCADO EUROPEO DE LA ENERGIA

Ha pasado un año desde la celebración en Bilbao del Seminario «Bilbao International Seminar on the Regulation of Energy Market in Europe». Los problemas de actualización y gestión de los trabajos han motivado este inevitable retraso. Pero, a su vez, esta dilación ha permitido una revisión del marco de referencia y una prospección, todavía limitada inevitablemente, sobre las medidas liberalizadoras que constituyen el tercer paquete sobre el mercado energético europeo.
La novedad que ha supuesto la entrada en vigor del Tratado de Lisboa con la incorporación de la energía como competencia compartida en el art. 4.2.i del Tratado de funcionamiento de la Unión, no se ha traducido, sin embargo, en un impulso de la política energética, más allá de su consideración como un sector de importancia trascendental en la actuación anticrisis y el programa de recuperación. El marco de la política energética, tal y como lo define el Tratado (art. 194), es el mercado interior energético y éste es el primer objetivo de la política. El panorama normativo de construcción del mercado de la energía europeo queda sustancialmente inmutable y los problemas identificados anteriormente no son afrontados con propuestas novedosas, a la espera de que las medidas liberalizadoras y de apertura del año 2009 den los frutos deseados.
Las reformas emprendidas por la Unión para el impulso de los mercados energéticos adolecen todavía de eficacia. Las Directivas sobre normas comunes para los mercados del gas y la electricidad establecen un plazo de transposición dilatado, el 3 de marzo de 2011. Esta es la fecha de entrada en vigor del Reglamento relativo a las condiciones de acceso a la red para el comercio transfronterizo de electricidad; el relativo a la red de gas natural aún habiendo entrado en vigor, no ha sido operativo. Por lo que respecta a una de las grandes novedades del tercer paquete legislativo, la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía, su Reglamento, respecto de sus normas operativas (arts. 5-11), prevé su aplicación en esa fecha (3 de marzo de 2011). A pesar de la urgencia y de la magnitud de los problemas detectados para la construcción del mercado energético europeo, el nuevo marco normativo, que debía aplicar las soluciones ideadas, se demora en un contexto de incertidumbre económica.
A las dificultades para implementar el tercer paquete se añade otra que compromete el conjunto de la política energética, la crisis. Ésta actúa sobre las exigencias de intervención dirigidas a garantizar el funcionamiento del mercado y su eficiencia y, por ello, compromete al mismo proceso de creación del mercado en un sector especial como es el energético. En el documento preparatorio del Plan de Acción Europeo de Energía 2010-14 el Consejo informal sobre energía de 15 de enero de 2010, ya se señalaba este problema que era considerado una amenaza a la construcción del mercado interior y la consecución de los objetivos de la política energética europea: «la realidad se enfrenta a un debilitamiento de la demanda de energía como consecuencia de la crisis internacional y a un letargo en las inversiones en infraestructuras y en nuevas tecnologías que hacen temer que el sector energético puede tender aún durante largo tiempo a mantener el paradigma y los sistemas actuales de generación, transporte y distribución de la energía. Si así es, este inmovilismo acarreará el abandono temporal de unas opciones de futuro ?que no admiten espera? si se desea disponer de ellas en el momento de una deseable y previsible recuperación económica».
Las actuaciones dirigidas a hacer del sector energético un motor de impulso para la recuperación (Reglamento 663/2009 por el que se establece un programa de ayuda a la recuperación económica en el sector de la energía), a pesar del optimismo exhibido por la Comisión (Informe al Consejo sobre la ejecución del programa energético para la recuperación, COM/2010/0191 final), han tenido un impacto muy discreto. La cantidad global destinada a la ayuda financiera contemplada en el Reglamento es irrelevante tanto como estímulo como para la consecución de los objetivos de la política energética.

El mercado europeo de la energía: contradicciones y paradojas
GONZALO MAESTRO BUELGA, MIGUEL ANGEL GARCÍA HERRERA y EDUARDO VIRGALA FORURIA

El mercado de la energía en Italia
ROBERTO MICCÚ y MICHELA GIACHETTI FANTINI

El mercado energético español
GONZALO MAESTRO BUELGA, MIGUEL ÁNGEL GARCÍA HERRERA y EDUARDO VIRGALA FORURIA

El mercado de la energía en Francia
CATHERINE RIBOT

El mercado de la electricidad en Polonia
PROF. DR HAB UJ. SLAWOMIR DUDZIK y DR. NOWACZEK MAËGORZATA-ZAREMBA

La regulación del mercado de la energía en Austria
PROF. DR. BERNHARD RASCHAUER y DR. ULRIKE QUERCIA HAIDER

El mercado de la energía en Portugal
SUSANA TAVARES DA SILVA

La regulacion legal del mercado eléctrico checo
ZUZANA KREJCIRIKOVA y VACLAV LEBED

La tutela de los consumidores en el mercado energético
ANTONIO CANTARO, DELIA LA ROCCA y FEDERICO LOSURDO

Conclusiones: elementos para la construcción del mercado europeo de la energía
GONZALO MAESTRO BUELGA, MIGUEL ÁNGEL GARCÍA HERRERA y EDUARDO VIRGALA FORURIA

Colección
DERECHO GENERAL
Materia
DERECHO COMUNITARIO Y DERECHO INTERNACIONAL, JURIDICO
Idioma
  • Castellano
EAN
9788498368444
ISBN
978-84-9836-844-4
Depósito legal
GR. 2150/2011
Páginas
296
Ancho
17 cm
Alto
24 cm
Edición
1
Fecha publicación
17-06-2011
Rústica sin solapas
21,00 € Añadir al carrito